Vestido Fiesta

Para una mujer salir a una fiesta es un motivo para ponerse hermosa y seleccionar cada pieza de su outfit con total cuidado; puesto que de ello dependerá su comodidad para el resto del evento a celebrar. 

Y cuando nos referimos a una mujer embarazada las cosas no cambian, porque ellas también tienen múltiples opciones en cuanto a vestido fiesta se refiere, para que así se coloquen la prenda que las haga ver y sentir espectacular. 

 

Opciones de vestidos de fiesta en el embarazo 

En breve describiremos algunas de las alternativas a las que puedes recurrir si estás en búsqueda de un vestido de fiesta y a la vez experimentas la etapa del embarazo: 

  • Vestido largo cuello v: estas prendas lucen geniales en el embarazo, sobre todo si es ceñida en el busto y holgada en el resto del cuerpo. Se tornan la opción ideal para ir a un evento nocturno cuando son de color oscuro y si se recoge el cabello. Y también se puede utilizar en tonos claros para una fiesta de día, con el cabello suelto y accesorios menos llamativos. 
  • Vestido de manga larga: los vestidos de manga larga son idóneos para fiestas de cócteles o para asistir a un bautizo. Estos suelen presentar elementos decorativos en el tejido y se usan en colores neutros para mayor acople en el día. 
  • Vestido ceñido y escotado: si quieres asistir a una fiesta nocturna y ser el centro de la atención debes comprarte un vestido ajustado. Además, si tiene un escote pronunciado en el área de los hombros podría dar un toque de sensualidad y elegancia. Procura que sea elaborado en telas elásticas para que puedas usarlo durante cualquier etapa del embarazo. 
  • Vestido sencillo y holgado: son un poco más casuales, se usan con zapatos de tacón bajo o botines. Tienden a ser muy holgados y proporcionan comodidad a las futuras madres. Se pueden acompañar con una pequeña bolsa de mano. 
  • Vestido de encaje: los hay en manga larga, manga corta, con cuello, sin cuello y en muchos otros modelos. Por lo general, realzan la figura y se vuelven los indicados para una noche de encuentro con amigos en un hermoso restaurante. 
  • Vestido suelto de mangas acampanadas: este suele ser muy frecuente por embarazadas jóvenes que quieren asistir a un evento formal o semi formal. Es común que incluyan detalles de trenzados en el área de la espalda y se acompañan de accesorios llamativos. 
  • Vestido kimono clásico: estas prendas deben ser utilizadas con mucha precaución, pues tienden a ser confeccionadas con textiles un poco exigentes; por ende, el peinado el maquillaje y los accesorios son la clave. Se usan para ocasiones como la celebración posterior a una boda, por ejemplo. 
  • Vestidos largos y elegantes: son los vestidos más formales, utilizados en las ceremonias de bodas, bautizos, primera comunión, aniversarios, etcétera. Estos se hallan en diferentes cortes, sin embargo, para las embarazadas se recomienda que vayan ajustados en el área del busto y ligeramente holgados del tronco hacia abajo, con un escote en la parte de los hombros. Se acompañan de un collar sencillo pero llamativo y un peinado que vaya orientado hacia atrás. 
  • Vestidos camiseros: los vestidos camiseros son mucho más casuales e ideales para ir a una fiesta tranquila con tus amigas en una tarde de verano, o hasta para celebrar el baby shower de tu bebé. 

  • Vestidos holgados con abertura en la pierna: estos vestidos te pueden hace lucir genial, ya que tienden a ser descotados en el busto y muestran una de tus piernas casi por completo; por ende, algunos de tus atributos brillarán ante los ojos de los demás. Y además de ser súper cómodos y frescos, son perfectos para ir a una fiesta tipo cóctel o a una celebración nocturna.

 

Vestidos de fiestas de embarazadas para combinar con la familia

El embarazo es un momento tan especial que, sin lugar a dudas, hay que aprovecharlo al máximo, pues es una experiencia que dura poco. Y una forma original de tener recuerdos de tu barriga es combinar tus vestidos de fiesta con los de tu familia actual, con ideas como estas:

  • Vestidos combinados madre embarazada e hija: si tienes una hija, ya sea grande o pequeña, puedes comprarle un vestido igual o muy parecido al tuyo. Esta es una opción genial si vas a ir a una celebración de cumpleaños infantil o a un bautizo.
  • Vestidos combinados madre embarazada e hijo: si tu primer hijo es un príncipe, lo ideal es que mandes a hacerle su pequeño traje con elementos que combinen a la perfección con tu vestido de fiesta; como por ejemplo: un pañuelo con el mismo estampado, una corbata del mismo color, etcétera.
  • Vestidos combinados madre embarazada y padre: por supuesto que el papá no iba a quedar por fuera. Y es que esta ocasión es tan especial para él como para ti, así que si van a ir juntos a un evento sería hermoso que lucieran muy parecidos; en tonalidad, tipo de tela y algún pequeño accesorio, por ejemplo, una diminuta rosa.

Estas combinaciones las puedes hacer con cualquier miembro de tu familia, ya sea tu mamá o papá, tu mejor amiga, tus hermanos, etcétera. Lo importante es que planifiquen todo con antelación para que se vean asombrosos.

Por otro lado, si vas a celebrar el baby shower esta idea será fenomenal, porque todos tus familiares allegados se pueden colocar un elemento o pieza que vaya a tono con tu hermoso vestido de fiesta. Te aseguramos que las fotos de tus álbumes serán espectaculares.